ABRAHAM BLEIR

Heredero de la tradición culinaria familiar, Bleier decide independizarse a los 22 años, decisión que coincidió con su matrimonio, y el primer paso fue la apertura de un quiosco en el centro comercial Plaza Bosques y diversos contratos para distribuir sus productos a restaurantes y cafeterías.